miércoles, 19 de octubre de 2011

Poema para mis suegros



Poema para mis suegros(todo esto es por fe)







Hace tiempo, aun sabiendo esta verdad, hacia lo contrario, pero pocos dias atras Dios me hablo a traves de un mensaje y vinieron nuevamente las ensenanzas de el aprender a hablar.
A veces no hablamos bien, y con ntras bocas lo que hacemos es maldecir, decir cosas que no queremos, pero que se desatan por ntras palabras. Y debido a esto le saque este pomea a mis suegros.
Se llama
Tu eres.
Tu eres el trigo en medio del hambre
Tu eres la sobra en medio del Sol
Tu eres el agua en medio de la sequia
Tu eres esa fuerza en medio de todo cansancio
Tu eres ese aliento en medio del desmayo
Tu eres esa luz en medio de la oscuridad
Tu eres esa mano que me levanta, en medio de esa caida
y tu boca cada vez que se abre es para bendecir, eso eres tu, querido suegrin
es algo que ni rima ni na, pero es la confesion que dia a dia levanto a Dios por mis suegros, jo, y desde que lo hago las cosas van de mejor en mejor
Te invito a que si tienes unos suegros asi de "tranquilos" le saques un poema que al menos al decirlo Dios te de aun mas fuezas para soportar ciertas cosas que mejor cierro.............. :-)




los quiero suegros

Tus manos son mi caricia,
mis acordes cotidianos;
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice, y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada;
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía,
Tu boca no se equivoca;
te quiero por que tu boca
sabe gritar rebeldía.

Si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero.
Y tu paso vagabundo.
Y tu llanto por el mundo.
Porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aurora,
ni cándida moraleja,
y porque somos pareja
que sabe que no está sola.

Te quiero en mi paraíso;
es decir, que en mi país
la gente vive feliz
aunque no tenga permiso.

Si te quiero es por que sos
mi amor, mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.



Tus manos son mi caricia,
mis acordes cotidianos;
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice, y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada;
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía,
Tu boca no se equivoca;
te quiero por que tu boca
sabe gritar rebeldía.

Si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero.
Y tu paso vagabundo.
Y tu llanto por el mundo.
Porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aurora,
ni cándida moraleja,
y porque somos pareja
que sabe que no está sola.

Te quiero en mi paraíso;
es decir, que en mi país
la gente vive feliz
aunque no tenga permiso.

Si te quiero es por que sos
mi amor, mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.


A mi suegra.


Gracias por volverme a la existencia

Por darme la razón de mi vivir

Y hacerme pensar en amar con insistencia

En la creación del sentimiento, y del servir

Las almas se encuentran

Las vidas se confluyen

Y usted me ha dado ideas que se centran

En la reunión donde ambos se instruyen

Gracias por proveerme a mis ojos

Confianza, concederme la bendición

Del tomar esencia, palpar esos dedos

Y sentir el torrente de emoción

Gracias por la vida

Por la existencia que me lega

Y el sentimiento que a mí se anega

Con amor y respeto

Gracias por ser mi suegra

Señora Carmen.

Ramón

Poesía

a mi suegro con mucho amor,

Te quiero y nunca te olvidaré....

.

Mi suegro Hugo, ya por fin estas descansando

como tú querías y

ahora estás con tu mamá que tanto deseabas y con mi suegra....




Hugo, mi suegro de mi alma,
de mi tierra canaria
donde las olas del mar
te despertaban cada mañana.
Cuando te ví a la hora de tu muerte,

con esa carita, que parecías que estabas dormido,
y que no sufriste,
le doy las gracias a Dios, y a tí de corazón
por haberme dado a tu hija María, con tu amor

y el amor que diste a tu esposa Carmen,

me ofreciste a esa hija tuyo que ahora es mi mujer,

y que gracias a tu amor, tengo esos hijos tuyo en mi vida,

que es también mi amor y tu sangre,

nunca, nunca te olvidaré....


Siempre te quise y te quiero mi suegro

de mi alma y de la sangre de mi amor,
y que tanto adoro,
estoy lleno hoy de pena, pero también de alegría,

porque sé que tu cuerpo descansa

en el reino de los cielos, pero sé que tu alma no muere y

se que estará

siempre conmigo, ayuda a tus Hijos

y a todos nosotros a quitarnos esta

pena tan grande que tenemos dentro,

y sobre todo a mi amor querido,

y te doy las gracias por darme a tu hija,

que gracias a tí, tengo ese amor en mi vida, que me hace

muy feliz, gracias,

gracias nunca te olvidaré, nunca, nunca...


Hugos mi suegro querido,
ese día mismo llovió,

poque Dios también estaba llorando,

llorando por tu amor,
Hugo mi suegro querido,
que tanto te quise y te quiero...


Esta trizteza que tengo,
es porque no voy a verte más,

en la tierra, pero si en el reino de los cielos,

allí no hay envidia, sufrimiento, maldad,

allí donde estás ahora solo hay paz,

y amor.



El ser humano se aferra a lo material,

y el ser humano no se dá cuenta,

que en esta vida solo hay que hacer,

el bien, y eso es lo que nos vamos a llevar...
Mi suegro de mi alma,

y de mi corazón por eso te escribo,

esta poesía con todo mi amor,

y nunca, nunca

te olvidaré.......

Ramón



ORACIÓN DE LA SUEGRA

Señor: Soy una suegra, pero también soy una mamá y una abuela.... si te gusta más, mírame como a tu hija la "suegra-madre-abuela" reune en mí las cualidades necesarias para ser lo que tú esperas de mí.
Te pido ser la suegra que quieren mis yernos y nueras. La madre que esperan mis hijos, la abuela que desean mis nietos.
Es tan difícil ser suegra, el sólo nombre asusta. A mi me asusta. Pero tú Señor amas a todos, también a las suegras. Amaste tanto a las suegras que a Nohemí le permitiste ser una buena suegra, tanto que su nuera la siguió y la cuidó siempre, y le diste la salud a la suegra de Pedro. Amás tanto a las mamás que quisiste tener tu propia Madre, amas tanto a los niños que pensaste inmediatamente en darles abuelas. Así que te pido Señor, dame sabiduría, mucho amor, paz, alegría y dulzura para tratar por igual a mis hijos y a mis nueras y yernos. Que no haya en mi corazón ninguna diferencia. Que el amor que viene del tuyo ilumine como una antorcha estas relaciones que no tienen porqué ser tirantes o distantes. Dame en cada nuera una hija. Dame en cada yerno un hijo. Dales a ellos en esta suegra una madre. Sé que pido mucho Señor, pero también sé que Tú eres Todopoderoso y lo que se te pide con el corazón humillado y contrito Tú lo das a manos llenas y siempre más de lo que pedimos. Amén.
Santa Nohemí, suegra modelo del Antiguo Testamento. Intercede por mí.