viernes, 27 de mayo de 2016

ORACIONES ANTE JESÚS EUCARÍSTICO



ORACIONES ANTE JESÚS EUCARÍSTICO.

Bajo las especies consagradas del pan y del vino, Cristo mismo, vivo y glorioso, está presente de manera verdaderamente, real y substancialmente con su Cuerpo, su Sangre, su alma y su divinidad. Después de comulgar, procura tomar unos minutos, para dar gracias. Es un acto de fe hacia Jesús continuar un rato después de Misa dándole gracias por la Comunión recibida. Estas oraciones le ayudarán:



Acto de fe
¡Señor mío Jesucristo!, creo que verdaderamente estás dentro de mí con tu Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, y lo creo más firmemente que si lo viese con mis propios ojos.

Acto de adoración
¡Oh, Jesús mío!, te adoro presente dentro de mí, y me uno a María Santísima, a los Ángeles y a los Santos para adorarte como te mereces.

Acto de acción de gracias
Te doy gracias, Jesús mío, de todo corazón, porque has venido a mi alma. Virgen Santísima, Ángel de mi guarda, Ángeles y Santos del Cielo, dad por mí gracias a Dios.

ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA


LOS CINCO MINUTOS DE DIOS, DÍA 27 DE MAYO



LOS CINCO MINUTOS DE DIOS
Mayo 27



El mundo es de Dios, pero se lo alquila a los valientes. Es que Dios ha hecho al mundo, pero ha querido ponerlo en manos de los hombres para que lo perfeccionen y desarrollen. Por eso es preciso que los hombres cobren conciencia de esta su responsabilidad: que Dios no hará por sí lo que ha determinado hacer por los hombres.
Llénate, pues, de coraje; sumérgete en tu tiempo; transfórmate en apóstol.

Quizá tú no puedas contribuir a que el mundo se desarrolle y perfeccione en el campo de la medicina o de la electrónica, pero sí puedes contribuir en el campo de la justicia, de la verdad, de la bondad.

Hazte apóstol y se te abrirán caminos para tu apostolado y llegará la paz con su sonrisa y el amor se difundirá para todos como un río de amplias orillas; y habrá un mundo mejor, más perfecto, más justo; y tú habrás colaborado con Dios en su obra creadora.
“Yo he sido constituido heraldo y apóstol para enseñar a los gentiles la verdadera fe” (1 Tim 2,7). Piensa si tú también has sido constituido por Dios en apóstol de tus hermanos, que esperan de ti la luz de la fe. Piensa si tú, como el apóstol, para el servicio del Evangelio has sido constituido heraldo, apóstol y maestro (2 Tim 1,11).

PAPA FRANCISCO EN CORPUS CHRISTI: CUÁNTOS PAPÁS SE PARTEN EL PECHO POR SUS HIJOS!!



Papa Francisco en Corpus Christi: ¡Cuántos papás se parten el pecho por sus hijos!

 (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco presidió este martes en la Basílica de San Juan de Letrán la Misa por la Solemnidad del Corpus Christi, donde recordó que desde el comienzo la Eucaristía “ha sido el centro y la forma de la vida de la Iglesia”, e invitó a los fieles a seguir el ejemplo de los santos y santas “que se han dejado ‘partir’ a sí mismos, sus propias vidas, para ‘alimentar a los hermanos’”.

“Cuántas madres, cuántos papás, junto con el pan de cada día, cortado en la mesa de casa, se parten el pecho para criar a sus hijos, y criarlos bien. Cuántos cristianos, en cuanto ciudadanos responsables, se han desvivido para defender la dignidad de todos, especialmente de los más pobres, marginados y discriminados”, expresó el Papa desde el atrio de la Basílica romana.

Ante los cientos de fieles, religiosos y sacerdotes reunidos, Francisco aseguró que estas personas, junto a los santos –famosos o anónimos–, encontraron en la Eucaristía la fuerza “para hacer todo esto”. “En el poder del amor del Señor resucitado, que también hoy parte el pan para nosotros y repite: ‘Haced esto en memoria mía’”, afirmó.

El Santo Padre centró su homilía en el pasaje de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, donde el Apóstol se refirió dos veces al mandato de Cristo de “haced esto en memoria mía”, con el cual instituyó la Eucaristía. “Es el testimonio más antiguo de las palabras de Cristo en la Última Cena”, señaló.


Francisco recordó que el Señor “manda repetir el gesto con el que instituyó el memorial de su Pascua, por el que nos dio su Cuerpo y su Sangre” y así, a lo largo de los siglos, este “ha llegado hasta nosotros”.

Además, recordó que en otras ocasiones Jesús también “había pedido a sus discípulos que ‘hicieran’ lo que Él tenía claro en su espíritu, en obediencia a la voluntad del Padre”, como ocurrió en el milagro de la multiplicación de los panes y peces, donde ante una multitud cansada y hambrienta, “Jesús dice a sus discípulos: ‘Dadles vosotros de comer’”.

Francisco dijo que este milagro no era solo para saciar el hambre de un día, “sino que es un signo de lo que Cristo está dispuesto a hacer para la salvación de toda la humanidad ofreciendo su carne y su sangre”. “Sin embargo, hay que pasar siempre a través de esos dos pequeños gestos: ofrecer los pocos panes y peces que tenemos; recibir de manos de Jesús el pan partido y distribuirlo a todos”.

“Trozos de pan, partidos por las manos sagradas y venerables del Señor, pasan a las pobres manos de los discípulos para que los distribuyan a la gente”, añadió.

En ese sentido, el Papa explicó que “partir” es la otra palabra “que explica el significado del ‘haced esto en memoria mía’”.

Así como “Jesús se ha dejado ‘partir’” por nosotros, señaló, el Señor también pide “que nos demos, que nos dejemos partir por los demás”. “’Partir el pan’ se ha convertido en el ícono, en el signo de identidad de Cristo y de los cristianos. Recordemos Emaús: lo reconocieron ‘al partir el pan’”, afirmó.

En ese sentido, recordó que en la primera comunidad de Jerusalén “perseveraban en la fracción del pan”. “Se trata de la Eucaristía, que desde el comienzo ha sido el centro y la forma de la vida de la Iglesia”, indicó.

Antes de concluir su homilía, el Santo Padre exhortó que el gesto de la procesión eucarística “responda también a este mandato de Jesús. Un gesto para hacer memoria de él; un gesto para dar de comer a la muchedumbre actual; un gesto para ‘partir’ nuestra fe y nuestra vida como signo del amor de Cristo por esta ciudad y por el mundo entero”.

Al término de la Misa se inició la tradicional procesión hacia la Basílica de Santa María la Mayor, donde el Santo Padre impartirá la bendición solemne con el Santísimo Sacramento.

MAYO, MES DE MARÍA - DÍA 27 - REINA CONCEBIDA SIN PECADO ORIGINAL



MAYO, MES DE MARÍA
Vigésimo séptimo día: Explicación de las letanías



Regina sine labe originale concepta

Reina concebida sin pecado original. Amadísimos hermanos, dice Bossuet, ¿que les parece? ¿Qué piensan de esta doctrina?... Para mí, cuando considero al Salvador jesús, nuestro amor y nuestra esperanza, entre los brazos de la Santísima Virgen o tomando su leche virginal, o reposando dulcemente en su seno, o encerrado en sus castas entrañas. Cuando miro lo incomprensible así encerrado  y esta Inmensidad como resumida, cuando veo a mi Liberador en esa estrecha y voluntaria prisión, me digo algunas veces: ¿Se podría hacer que Dios abandonara al diablo, aunque no fuese sino un momento ese templo sagrado que destinaba a su Hijo, ese santo tabernáculo, donde tomó un largo y admirable reposo, ese lecho virginal, donde celebró sus nupcias del todo espirituales con nuestra naturaleza? Es de esta manera que hablo conmigo mismo. Luego, volviéndome hacia el Salvador; Niño bendito, redigo, no sufras más, no permitas que tu Madre sea violada! ¡Ah si Satán osara abordarla, mientras que, permaneciendo en ella, haces un paraíso, cuántos rayos harías caer sobre su cabeza! Con qué celo defenderías el honor y la inocencia de tu Madre. Pero ¡Oh Niño bendito!, por quien los siglos fueron hechos, tu estás antes de todos los tiempos. Cuando tu Madre fue concebida, la miraste desde lo más alto de los cielos; tu mismo formaste sus miembros, fuiste tu quien le dio el soplo de vida, que animó esa carne de la que saldría la tuya. ¡Ah! date cuenta, Sabiduría eterna, que en este mismo momento, va a ser infectada con un horrible pecado; va a ser la posesión de Satán. Desvía está desgracia por tu bondad, comienza por honrar a tu Madre, haz que le aproveche tener un Hijo que está antes que ella, porque finalmente, bien entendido todo, ella ya es tu Madre y tú ya eres su Hijo.

Ejemplo

El célebre Alejandro de Halès, que fue una de las lumbreras de la Universidad de París, experimentó, en su persona misma, el interés que la Santísima Virgen tiene en la gloria de su Inmaculada Concepción. Ese gran teólogo, siendo doctor y profesor en París, no se preocupaba por celebrar esta fiesta, porque tenia sus duda acerca de la verdad del misterio de la Concepción inmaculada; pero Dios permitía que cada año, el ocho de diciembre, día de esta fiesta, cayera enfermo y que sufriera grandes dolores. Esto, habiendo ya ocurrido varios años seguidos, fue percibido por sus alumnos como una circunstancia singular, ya que coincidía siempre cada año el mismo día; le aconsejaron abrazar la firme creencia en el misterio de la la Concepción pura y sin mancha de la Madre de Dios. Se resolvió a ello, e hizo el voto que si el Señor le concedía la gracia de librarlo de esta enfermedad anual, escribiría un libro en honor de la Inmaculada Concepción. Este voto detuvo inmediatamente el curso de sus enfermedades. Toda la Facultad de Paris, que fue testigo, se alegró de la salud de su maestro; satisfizo su promesa y compuso una obra en honor de la Santísima Virgen. Se empeñó, particularmente, en  sostener el privilegio de su santísima concepción; relató el prodigio ocurrido a su persona; finalmente, se retracto de todo lo que pudo decir o escribir en contra de ese glorioso misterio de María concebida sin pecado.

Conservemos nuestro corazón puro, o purifiquémosle mediante la penitencia, si hemos tenido la desgracia de ofender a Dios; ganaremos así el Corazón de la Virgen Inmaculada.

PERSONAJES SOLIDARIOS


Personajes solidarios


Solidaridad es sentirse una sola cosa con los demás: “Todos para uno y uno para todos”. Sentir la solidaridad llena el corazón de seguridad, estímulo y paz. El interés por la gente debe ser genuino, sin intereses ocultos que puedan enturbiar la ayuda prestada. La solidaridad implica comprensión, disponibilidad, colaboración. Lleva consigo involucrarse y compartir.

De acuerdo con un estudio efectuado en 22 países de América Latina, España y Portugal a más de 40.000 estudiantes de secundaria, los jóvenes admiran principalmente a personajes solidarios. Juan Pablo II ocupó el primer lugar y la Beata Madre Teresa de Calcuta el segundo. Según una encuesta realizada en la diócesis de Indiana (EEUU), lo que más llamaba la atención a los feligreses era la sonrisa de Juan Pablo II, su devoción mariana, su dominio de varios idiomas, el perdón concedido al que quiso asesinarlo y su amor a los niños y los pobres.

Las manifestaciones verbales de solidaridad son importantes, pues todos necesitamos sentir el apoyo moral. Además se necesitan acciones concretas de ayuda. Ningún ser humano puede sernos indiferente. Siempre existirá alguna forma de manifestar nuestra solidaridad. Puedes empezar a ser solidario cada día con pequeños y sencillos gestos.

OCHO CONSEJOS DE LOS SANTOS PARA AMAR LA EUCARISTÍA



8 consejos de los santos para amar la Eucaristía

 (ACI).- La Iglesia siempre ha destacado la presencia real del Señor en el Santísimo Sacramento y por varios siglos se ha animado el amor a este gran milagro de Dios.

A continuación, 8 consejos de los santos sobre la Eucaristía.

1. Santo Tomás de Aquino 

"La Eucaristía produce una transformación progresiva en el cristiano. Es el Sol de las familias y de las Comunidades". 

2. San Agustín


"Señor, tú alegras mi mente de alegría espiritual. Cómo es glorioso tu cáliz que supera todos los placeres probados anteriormente”. 

3. San Francisco de Asís

"Cuando no puedo asistir a la Santa Misa, adoro el Cuerpo de Cristo con los ojos del espíritu en la oración, lo mismo que le adoro cuando le veo en la Misa”. 

4. San Alfonso María de Ligorio

"Tened por cierto el tiempo que empleéis con devoción delante de este divinísimo Sacramento, será el tiempo que más bien os reportará en esta vida y más os consolará en vuestra muerte y en la eternidad. Y sabed que acaso ganaréis más en un cuarto de hora de adoración en la presencia de Jesús Sacramentado que en todos los demás ejercicios espirituales del día”. 

5. San Francisco de Sales

"La oración, unida con ese divino sacrificio de la Misa, tiene una fuerza indecible; de modo que por este medio abunda el alma de celestiales favores como apoyada sobre su Amado". 

6. Santa María Goretti

"La Santa Eucaristía es la perfecta expresión del amor de Jesucristo por el hombre, es la quinta esencia de todos los misterios de su vida”. 

7. San Luis María Griñón de Monfort

"Antes de la Comunión... suplica a esta bondadosa Madre que te preste su corazón para recibir en él a su Hijo con sus propias disposiciones”. 

8. Santa Teresa de Jesús 

"Acabando de recibir al Señor, pues tenéis la misma persona delante, procurad cerrar los ojos del cuerpo y abrir los del alma, y miraros al corazón”.