jueves, 13 de octubre de 2016

SE RESPONSABLE CON TU DINERO



Sé responsable con tu dinero


La codicia es la idolatría del dinero, es un deseo de poseer sin límites que puede llevar a la explotación del prójimo, o a no compartir los bienes con los necesitados. Tan perjudicial es una carencia como un exceso. La felicidad está en disfrutar de lo que tenemos, y no en desear lo que no podemos tener.

Salda tus deudas. Intenta pagar siempre que puedas al contado; gastarás menos. Haz ajustes para vivir dentro de tus posibilidades. Analiza y recorta tus gastos. Calcula cuánto podrías ahorrarte si no compraras ciertos productos de marca. Que tu austeridad sea desde la alegría. Motívate con un compromiso solidario: lo que te sobra es lo que otra persona necesita para llevar una vida digna (Juan Yzuel).

“Con el dinero puedes comprar una casa, pero no un hogar; una cama, pero no el sueño; un libro, pero no la sabiduría; la compañía, pero no el amor; la diversión, pero no la alegría; un crucifico, pero no la fe; un magnífico ataúd, pero no un lugar en el cielo. Preocúpate primero por las cosas de Dios. No siempre te dará todo lo que pidas, pero siempre te dará todo lo que necesitas”. Sabias orientaciones.