viernes, 28 de octubre de 2016

HOY 28 DE OCTUBRE SE CONMEMORA AL SEÑOR DE LOS MILAGROS EN PERÚ




Hoy 28 de octubre  también se conmemora al Señor de los Milagros

 (ACI).- En octubre, la Iglesia del Perú recuerda al Señor de los Milagros y lo conmemora de manera especial el 28 de este mes.

En el siglo XVII, en Lima (Perú), un hombre pintó en una pared la imagen de Cristo crucificado. Posteriormente, en 1655, un terremoto sacudió la ciudad derrumbando muchos edificios, pero el muro de adobe, donde estaba la imagen permaneció en pie.

Años después, Antonio de León de la Parroquia de San Sebastián encontraría la imagen y comenzaría a venerarla. El devoto fue curado de un tumor maligno, que le producía terribles dolores de cabeza, cuando se lo pidió a Cristo ante su imagen. Él se volvió un gran propagador de la devoción y el lugar se convirtió en espacio de oración, donde más adelante se inició el Monasterio de las Madres Nazarenas Carmelitas Descalzas.


El amor por el “Cristo moreno” ha llegado hasta nuestros días y se le rinde culto en varios países del mundo.

En una carta enviada por San Juan Pablo II al Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima, en el 2011, con motivo de los 350 años de la venerada imagen, decía:

“Ruego al Señor de los Milagros que proteja a los limeños, convierta a quienes llevan a hombros su imagen en portadores de Cristo también con su fe y su testimonio de vida intachable, transforme en verdaderos imitadores de Jesús a quienes visten la túnica nazarena y derrame su gracia sobre cuantos le invocan con devoción”.





Señor de los Milagros

El Señor de los Milagros, Cristo de Pachacamilla, Cristo Morado, Cristo de las Maravillas, Cristo Moreno o Señor de los Temblores es una imagen del Señor Jesús pintada milagrosamente en una pared de adobe ubicada en el Altar Mayor del Santuario de Las Nazarenas de Lima (Perú).

A mediados del siglo XVII los negros de Angola formaron la cofradía de Pachacamilla y levantaron una edificación en donde uno de ellos pintó en la pared la preciosa imagen de Cristo.

El 13 de noviembre de 1655 un fuerte terremoto sacudió a Lima y Callao haciendo caer muchos edificios y causando miles de muertos. Todas las paredes de la Cofradía de los angoleños se cayeron, pero el muro de adobe con la imagen del Cristo permaneció en pie perfectamente, lo que fue considerado un verdadero milagro.

Cada año aumentó la fe al que llamaron Señor de los Milagros y hoy en día su procesión por las calles de lima en el mes de octubre congrega a millones de personas de diferentes partes del mundo.