viernes, 28 de octubre de 2016

ASÍ TRANSFORMÓ SAN JUDAS TADEO UNA PARROQUIA EN EL CORAZÓN DE MADRID



Así transformó San Judas Tadeo una parroquia en el corazón de Madrid


MADRID, 28 Oct. 16 /  (ACI).- La iglesia de la Santa Cruz de Madrid en España destaca en la zona de Atocha por su especial devoción a San Judas Tadeo cuya fiesta se celebra el 28 de octubre. Cientos de personas acuden cada miércoles a rezar al santo de las causas imposibles desde hace más de 30 años.

El Párroco, P. José Antonio Lerín Salceda, ha sido testigo durante los últimos 15 años en los que él ha estado en la parroquia, del crecimiento de esa devoción y de los cientos de fieles que llegan hasta el lugar para pedir la intercesión del Santo Patrono de las causas imposibles.

Muchos rezan a San Judas para que les consiga un trabajo, la salud o los estudios. Pero también son muchos los que piden para que alguien cercano -o incluso ellos mismos- encuentren pareja. Este Santo también es un gran aliado de los matrimonios que pasan por problemas o que incluso no pueden tener hijos.

“El 90% de los bautismos de la parroquia son de matrimonios que a priori no podían tener hijos y, a base de pedir a San Judas, han logrado tener familia. Y después vienen a bautizarlos aquí”, explica el párroco a ACI Prensa.

De hecho de los aproximadamente 30 bautismos que celebran en la parroquia cada año, 28 de ellos tienen lugar precisamente allí para agradecer la intercesión del santo. Aunque Lerín Salceda precisa que “son milagros que hace el Señor, pero a través de la intercesión de San Judas”.


Todo comenzó hace 32 años, cuando algunas personas de la parroquia, especialmente latinoamericanos, pidieron permiso para venerar la imagen del Santo.

“La imagen se puso en una de las capillas del templo”, precisa el actual párroco de la iglesia de la Santa Cruz y poco a poco “se fue propagando la devoción”, asegura.

Lo que comenzó siendo una reunión el último miércoles de cada mes fue aumentando. El número de personas que acudían a la parroquia llegó a ser tan grande que fue necesario ampliar el rezo de la novena a todos y cada uno de los miércoles del año.

Al inicio la imagen estaba expuesta en la primera capilla de la iglesia. Se trataba de una talla grande, pero con el aumento de la devoción se hizo que fuera necesaria una imagen más pequeña y que los fieles pudieran tocar.

“El miércoles que menos vienen acuden entre 6.000 y 7.000 personas. Hay miércoles que vienen hasta 15.000, según el tiempo. Vienen muchos madrileños, también de los pueblos de Madrid y de toda España. No todos los miércoles, pero vienen de toda España y nos piden estampas, nos piden novenas, de todos los puntos de España”, insiste el párroco.

Según explica el P. Lerín Salceda desde las 8:00 a.m. que abren la parroquia hasta que cierran por la tarde hay personas pasando para venerar al Santo.

“Celebramos 6 misas los miércoles. Todas son de petición a San Judas o de acción de gracias a San Judas. Más o menos mitad y mitad. Aunque yo diría que hay más de acción de gracias que de petición. Hay mucha gente agradecida a San Judas”, apunta.

“Y no solamente los miércoles, cada día pasan al templo al menos de 500 personas  a invocar, a pedir, a dar gracias, a rezar en definitiva a San Judas”, afirma.


Según explica esta devoción que podría llamarse de religiosidad popular, “enriquece y da gusto”, porque “mantiene mucha gente a la fe. Y las misas están llenas. Hay mucha gente que viene, toca al Santo, le reza y se queda a la misa. También hay muchos que se confiesan y eso –apunta el párroco- es lo más positivo”.

Según la tradición, San Judas Tadeo es el Patrono de las causas difíciles y desesperadas. Sin embargo algunos todavía lo confunden con el apóstol que traicionó a Jesús.

El sacerdote precisa que se trata de una equivocación todavía frecuente y explica que “igual que había dos apóstoles que se llamaban Santiago u otros que eran hermanos –Santiago y Judas, Pedro y Andrés– también hay dos apóstoles que se llaman Judas”.

Aunque la tradición llama a este apóstol Judas Tadeo, los evangelistas San Mateo y San Marcos lo nombran simplemente “Tadeo” mientras que San Lucas lo denomina “Judas de Santiago”.

Judas significa “alabanzas sean dadas a Dios” y aunque no se sabe exactamente de dónde proviene el sobrenombre Tadeo. Hay quienes suponen que vendría del arameo, que significaría “magnánimo” mientras que también es posible que sea la abreviatura del nombre griego Teodoro o Teódoto.