lunes, 24 de octubre de 2016

EXORCISTA RESPONDE A REVISTA COSMOPOLITAN: SATANÁS SÍ EXISTE



Exorcista responde a revista Cosmopolitan: Satanás sí existe




 (ACI).- La revista Cosmopolitan, dirigida al público femenino y que con frecuencia promueve una imagen frívola de la sexualidad, publicó el 18 de octubre una entrevista al sacerdote exorcista P. Gary Thomas, quien dijo aceptar entrevistas no por fama, sino “para que se abran los ojos a las realidades espirituales”.

El P. Gary es un exorcista que sirve en la diócesis de San José en Estados Unidos, cuya vida y labor permitió que se escribiera el libro que luego se convirtió en película: "The Rite"(El Rito). El sacerdote ha atendido más de 60 casos de actividad demoníaca en más de una década.

"Algo que piensan erróneamente las personas es que Satanás no existe. Satanás sí existe y es por eso que Jesucristo vino. No estoy tratando de evangelizar, pero es por eso que doy entrevistas. Doy entrevistas porque hay charlatanes que mienten al decir que ‘limpiarán su casa’. También hay otras personas que sí lo pueden hacer, porque tienen un don, sin embargo optaron por utilizarlo del lado oscuro”, dijo el P. Thomas en el artículo titulado What It's Really Like to Be an Exorcist.

"Jesús no vino solo para ser un buen tipo. Su muerte y resurrección venció a Satanás. Satanás no es una metáfora. Satanás es real. A él le gustaría que usted crea que no existe y ese es su mayor engaño. La gente tiene que darse cuenta de que no somos los dueños de nuestro propio destino. Tenemos que ponernos a disposición de Dios", agregó.

El presbítero también explicó que la Iglesia siempre ha realizado exorcismos y es falso si alguien dice lo contrario.


“En el 2004, el Papa San Juan Pablo II emitió un mandato diciendo a todos los obispos del mundo que seleccionen y entrenen a un sacerdote como exorcista. Esto se originó por la creciente actividad oculta que ya ha alcanzado proporciones epidémicas”.

Sobre la actividad oculta, el exorcista aseguró que se refiere a todas las clases de paganismo: “la ouija (que es un instrumento de magia, no un juguete), las cartas del tarot, lectura de manos, sesiones con brujas, meditaciones como el Reiki o el uso del yoga”.

“No es ningún secreto que nuestra sociedad tiene hambre de espiritualidad. El problema es que las personas buscan en todos los lugares equivocados”, acotó.

Aseguró que para muchas personas “el cristianismo ya no es relevante, por lo que constituyen su propia moralidad y su manera de vivir”.  

Lamentablemente, continuó el sacerdote, “muchas personas buscan lo que se denomina adivinación, es decir, formas artificiales de descubrir a Dios. Los hijos de Israel en el Antiguo Testamento hicieron esto y experimentaron grandes calamidades. Lo mismo está sucediendo en nuestra cultura actual” que “se está haciendo cada vez más pagana”.

“Hay una organización en los Estados Unidos llamado el Templo Satánico, que tiene toda una jerarquía. Ellos afirman no creer en Satanás (yo no lo creo) pero en realidad se adhieren a un tipo de secularismo que percibe a la religión como supersticiosa y opresiva”.

Ahora, explicó el sacerdote, estos grupos satánicos “están tratando de establecer clubes organizados dentro de las escuelas públicas donde también hay clubes cristianos. Organizan una misa negra todos los años, lo que me parece absolutamente atroz, porque estos cultos significan una profanación de la Eucaristía”.

“Es temporada de caza de los cristianos, no hay duda de eso, en mi humilde opinión”, aseguró el exorcista.


Por otro lado, el presbítero explicó que reconocer la diferencia entre una persona poseída y la que lucha contra una enfermedad mental es parte vital del ministerio del exorcismo.

“Ayer, recibí cinco llamadas telefónicas. Obtenemos varias solicitudes a la semana para realizar el rito del exorcismo, inclusive de fuera de nuestra diócesis, y al final tratamos de reorientarlas a sus respectivas localidades. Yo no hago nada por mí mismo. Tengo un equipo de expertos médicos conformado por un psicólogo clínico, un psiquiatra y un médico”.

“También tengo un equipo de oración que hace todos los discernimientos. Cada persona que solicita un exorcismo es evaluada. Sólo se termina haciendo un exorcismo formal cuando todo lo demás ha fallado”, resaltó.

Finalmente el P. Thomas explicó lo que considera los "seis signos clásicos" para que un sacerdote determine que alguien está poseído:

1) Aversión a lo sagrado, como el Santísimo Sacramento o un crucifijo
2) Hablar en un idioma que la persona no conoce
3) Exhibición excesiva de fuerza
4) Conocimiento de las cosas ocultas
5) Botar espuma en la boca
6) Movimientos epilépticos en brazos y piernas.