martes, 22 de noviembre de 2016

Beato Elías Torrijo Sánchez




Beatos Elías Torrijo Sánchez y Bertrán Lahoz Moliner, religiosos mártires
En Paterna, en la provincia española de Valencia, beatos Elias (Julián) Torrijo Sánchez y Bertrán (Francisco) Lahoz Moliner, religiosos del Instituto de Hermanos de las Escuelas Cristianas y mártires, los cuales, sostenidos por el ejemplo de Cristo, durante la persecución religiosa merecieron conseguir el premio eterno prometido a los que perseveran.
Francisco Lahoz Moliner, en religión Hno. Bertrán, nació en Campos, Teruel, el 15 de octubre del 1912. Fue bautizado al día siguiente de su nacimiento. Entró en el Aspirantado de Cambrils el 10 de agosto del 1925, proveniente del de Monreal del Campo. Recibió el hábito el 2 de febrero del 1929. Se convirtió primeramente en profesor del Aspirantado, donde se ocupó de los alumnos más necesitados en el aprendizaje, luego encargado de la catequesis de los Novicios. De carácter firme y austero era un trabajador incansable. En el mes de septiembre del 1936, a causa de la persecución religiosa, fue encargado, junto con el hermano Elías Julián, de acompañar a algunos novicios de Valencia a Aragón. Pero fue preso, puesto en una celda de aislamiento, y luego ajusticiado en el campo militar de Benimamet (Picadero de Paterna). Fue sepultado en una fosa común en el cementerio de Valencia.
Julián Torrijo Sánchez, en religión Hno. Elías, nació en Torrijo del Campo, Teruel, el 17 de noviembre de 1900, y fue bautizado al día siguiente. Entró en el Aspirantado de Cambrils el 13 de noviembre de 1916. Recibió el hábito el 11 de febrero de 1917 en Hostalets de Llers (Gerona). Comenzó su apostolado con los niños de Santa Coloma Farnés en 1920. Cambrils, Manlleu, San Hipólito de Voltregá, Condal, y la escuela Nuestra Señora del Carmelo, en Barcelona, fueron sus campos de apostolado. A causa de una enfermedad, tuvo que acudir a Cambrils. Allí le sorprendió la persecución religiosa. Junto con el hermano Bertrán Francisco, fue encargado de acompañar a un grupo de Novicios y Escolásticos aragoneses a sus casas, pero, antes de llegar a Sagunto, fueron interceptados por los milicianos. Y de esa forma no pudieron llegar a Aragón. Identificados como religiosos fueron encarcelados, juzgados sumariamente y luego ejecutados.

Los otros cuatro compañeros de Hermanos de las Escuelas Cristianas que fueron martirizados en relación a los mismos hechos en Benimaclet (Valencia) estan inscriptos el día 23 de octubre.